“El fantasma de Canterville”, Oscar Wilde

” A las once la familia se retiró a sus cuartos y a las once y media estaban apagadas todas las luces. Poo depsués despertó a mister Otis un ruido singular en el corredor; parecía como si arrastrasen unos hierros viejos, y se acercaba cada vez más. [...]

Y vio frente a él, a los pálidos rayos de la luna, a un anciano de aspecto aterrador. De sus muñecas y tobillos colgaban unas pesadas cadenas y unos grilletes mohosos.

-Mi distinguido señor-dijo mister Otis-, permítame que le ruege encarecidamente que se engrase esas cadenas.[...]

Pero cuando llegaba al rellano d ela gran escalera de roble, se abrió de repente una puerta y aparecieron dos figura infantiles vestidas de blanco ¡ y una gruesa almohada pasó disparada rozando su cabeza![...]

Jamás, en toda su brillante y dilatada carrera, que duraba ya trescientos años seguidos, había sido insultado tan groseramente.”

“The Canterville Ghost and other stories”, Oscar Wilde

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s